Exitosa cacería de maral en Kazajistán

Nuestro cliente Greg regresa esta semana de Kazajistán, donde estuvo cazando el maral del Tien Shan, en la reserva nacional de Kolsai Kolderi.

14492318_1157573657657325_6555947453981341307_n

Cuando contrató su cacería nunca podía imaginar que realizaría prácticamente un safari. No se puede decir que la cacería empezara bien: el segundo día, a más de 360 mts, Greg no acertó a abatir este maral que pudieron  fotografiar con el spotting:

14446199_1157591624322195_1683415004964916388_n

Era un 13 puntas irregular al que supusimos unos 14/15 kilos de peso.

Sin embargo, la suerte cambiaría completamente a partir del tercer día: nuestro cliente decidió tirar este bonito maral, al haber realizado una entrada preciosa y ver que tenía 14 puntas completamente regulares, un clásico trofeo al que abatió a menos de 200 mts.

img_5331

El quinto día, y mientras cambiaban el campamento para intentar tirar un ibex, una pareja de lobos cruzó delante de la caravana de caballos, teniendo el grupo tiempo suficiente para descender, cargar el arma e intentar el tiro. El primer lobo cayó abatido, un precioso macho joven con el pelo típico de septiembre. El segundo tuvo más suerte y pudo escapar del lance.

fullsizerender

Un animal de una gran belleza, y dos trofeos espectaculares en cinco días de caza, que no serían los últimos. Siguieron camino para pasar dos días en la zona más alta de la reserva de Kolsai buscando un ibex que al menos fuera representativo. Kazajistán actualmente es el país donde hay más opciones de tirar un ibex siberiano de trofeos por encima de los 120 cms. . Solamente pudieron dar con machos jóvenes y cabradas de hembras, por lo que decidieron cambiar de estrategia. Tras realizar un par de llamadas a Almaty , organicé una salida para intentar la caza de un corzo siberiano, especie que a Gregory le hacía una ilusión especial. Regresamos a la antigua capital de Kazajistán para pasar la noche, nos dimos una merecida ducha y salimos a comer al restaurante de mi buen amigo Kazhym. Al día siguiente madrugón y  dos horas de coche para llegar a las faldas de Ile Alatau, donde en poco rato vimos varios capreolus pigargus. Tras un rato buscando con los prismáticos nuestro guía local localizó uno que, tirado a 250 metros, cumplió sobradamente las espectativas de Greg. A la foto me remito:

img_5340

En definitiva, una expedición de montaña que a priori iba a ser de una sola especie y que finalizó como un safari africano: tres animales distintos, además de trofeo reseñable, y una experiencia que Greg recordará para toda la vida.

img_5330

Enhorabuena y gracias por confiar tu cacería a Aventure Bóreale!

#kuiueurope #aventureboreale #cazamaral #huntingKazakhstan #mountainhunting

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *